Background Image

Psicología Clínica

La psicología es una disciplina de las ciencias de la salud que se encarga de ayudar a las personas a solucionar y a prevenir los problemas que se encuentran en la vida.

La psicología se encarga de prestar atención sanitaria en diferentes situaciones como: pérdidas, enfermedades, depresión, ansiedad, trastornos alimentarios, dificultades socioemocionales, problemas de sueño, dificultades de adaptación a cambios, etc. En definitiva, todos podemos necesitar ir al psicólogo en un momento de cambio o incertidumbre y no deberíamos esperar a que el sufrimiento sea insoportable para buscar ayuda.

La psicología sanitaria ayuda a las personas a conocerse y comprenderse, a desarrollar estrategias y recursos para hacer frente a esas situaciones y, como consecuencia de todo ello, a sentirse mejor.

Psicología
Nuria Rodríguez Caínzos - Numero de colegiada: G-5875

TRATAMIENTO DE LA ANSIEDAD

Los trastornos relacionados con la ansiedad tienen en común la presencia de un nivel de activación excesivo que causa un estado de alerta constante y de intensidad alta. Cuando la ansiedad dura demasiado acaba interfiriendo negativamente en las personas que la sufren, y puede causar síntomas físicos como: tensión muscular, cefaleas, problemas gastrointestinales, presión en el pecho, dificultad para respirar…

También es la causa de otros síntomas emocionales, cognitivos y de conducta como la irritabilidad, el insomnio, cambios en el apetito, problemas de atención y memoria, pensamientos rumiativos, baja autoestima, aislamiento social, etc.

Los trastornos de ansiedad más frecuentes en consulta son:

- Trastorno de ansiedad generalizada
- Trastorno obsesivo compulsivo
- Fobia social
- Agorafobia
- Fobias específicas

TRATAMIENTO DE LA DEPRESIÓN

Cuando la tristeza, la desmotivación y la apatía se prolongan en el tiempo y adquieren una intensidad desproporcionada a la situación vivida pueden desembocar en episodios o trastornos depresivos en los que aparecen síntomas tales como:

- Fatiga
- Problemas de sueño
- Dolores
- Pérdida de interés en las actividades que resultaban placenteras
- Problemas de apetito
- Irritabilidad
- Pérdida de energía
- Dificultad para mantener la atención
- Problemas de memoria y de concentración
- Ideas de suicidio
- Aislamiento social
- Inhibición del deseo sexual

Además, los síntomas depresivos pueden aparecer en el curso de otras enfermedades (físicas o psicológicas) llegando a agravar los síntomas de éstas, como es el caso del dolor crónico.

HIGIENE DEL SUEÑO

Hay que destacar la importancia de dormir bien y de hacerlo las horas necesarias, ya que el descanso repercute directamente en la calidad de vida y en la productividad de las personas. Para afrontar problemas como el insomnio existen unas pautas basadas en rutinas que ayudan a reestablecer el descanso óptimo. Con ayuda de la psicología se determinan las causas del problema y se busca la solución adecuada para cada caso.

PSICONUTRICIÓN

Las emociones influyen en cómo nos alimentamos, de modo que a veces es inevitable que después de un día duro se busque consuelo en comidas hipercalóricas, que en momentos de aburrimiento se picotee más o que cuando se está deprimido se llegue a perder el apetito y reducir drásticamente la ingesta de calorías.

Es común, también, el desarrollo de emociones ansiosas ante la comida cuando se están siguiendo dietas restrictivas no adaptadas a las necesidades individuales y ante dietas drásticas para el control de peso que imposibilitan el desarrollo de hábitos nutricionales adecuados.

El acompañamiento psicológico es, en muchos casos, junto con una buena dieta personalizada, la clave del éxito en la pérdida de peso y en los tratamientos para los trastornos de la conducta alimentaria.

TRATAMIENTO PSICOLÓGICO DEL DOLOR CRÓNICO

La presencia constante de dolor afecta a la calidad de vida de algunas personas como los pacientes con fibromialgia, migrañas, colon irritable, secuelas de accidentes o enfermedades crónicas. Este sufrimiento físico deriva, en muchos casos, en problemas psicoemocionales como la ansiedad, la depresión, la fatiga crónica y en el aislamiento social, la pérdida de independencia, etc.

La psicología sanitaria busca mejorar la calidad de vida de las personas con dolor, de modo que éste genere menos sufrimiento psicológico y así romper la rueda de dolor-ansiedad que se acaba retroalimentación si no se interviene en la sintomatología emocional.

ESTIMULACIÓN COGNITIVA

Se recurre a estas técnicas para mejorar las capacidades cognitivas o para frenar el deterioro de las mismas en pacientes con problemas como:

- Daño cerebral adquirido
- Demencias
- TDAH

Además, sirve como refuerzo de la memoria y las capacidades atencionales en pacientes gerontológicos; muy recomendable en pacientes con Parkinson, Alzheimer y primeras pérdidas de capacidades cognitivas asociadas a la edad.

HABILIDADES SOCIALES Y EDUCACIÓN EMOCIONAL

Las habilidades sociales son nuestra ventana al mundo exterior, por lo que resulta imprescindible desarrollar u optimizar las capacidades comunicativas, la empatía, la resolución de conflictos, así como aprender a sentirse más cómodo en situaciones sociales.

Además, las habilidades sociales se relacionan con una buena autoestima y ayudan a ganar seguridad en uno mismo.

OTROS PROBLEMAS

Sea cual sea tu situación, si ésta te causa sufrimiento emocional, no lo minimices y pide ayuda.

La psicología te puede guiar para mejorar cualquier situación y es una herramienta que te ayudará a gestionar los cambios como rupturas, pérdidas, traslados de ciudad, cambios en la situación laboral, secuelas de accidentes o enfermedades, cambios en la estructura familiar, problemas de pareja, problemas afectivo-sexuales, estrés laboral, acoso escolar, etc.